Gestión de Packs o Manadas Caninas, desarrollo y evolución.

Gestión de Packs o Manadas Caninas, desarrollo y evolución.
el 20/2/2015 11:10:00 (2235 Lecturas)

Curso_Gestion_manadas_y_Packs_CaninosLa gestión de Packs y manadas caninas es un tipo de formación que nos demandan nuestros alumnos y clientes desde hace años.  La pregunta que me suelen hacer es:  ¿Cuantos profesionales caninos con conocimientos avanzados en gestión de su conducta, control de estrés, comunicación canina avanzada, y formadores de formadores conviven con un manada de perros, los cuales llegaron con problemas conductuales graves, y los casos más complicados, han formado parte de su familia?. La respuesta es que, si hablamos de Europa, a este nivel, somos muy pocos.


Ya en el 2005, en nuestra formación personal de trabajo con perros problemáticos y con fuerte temperamento, nos llevó a conocer centros y kennels de diferentes partes del mundo que gestionaban grandes grupos de perros, en lugares como Francia o Austria con grupos de 30 hasta 80 perros, aunque el gran salto a todos los niveles fueron nuestras experiencias en Canada, al conocer centros que trabajaban con sus perros, y albergaban a más de 100 perros e incluso más de 250 perros. En España también colaboramos y conocimos refugios o albergues que gestionaban sus grupos de perros en patios (al considerarlos más adecuados para el desarrollo de habilidades sociales de los perros albergados allí). Patios donde se alojaban grupos de 10 hasta de 30 perros, más en algunos casos, e incluso existía ya  algún refugio cuya filosofía residía en un espacio uniforme para todos los perros.



Varios proyectos muy interesantes se han desarrollado  en nuestra formación de Gestión de centros y Albergues caninos, donde la base de la estructura del centro se consistía en un par de grandes patios, y entornos enriquecidos de forma lo más natural posible para los perros, y que permitiera que su estancia allí fuera lo más saludable posible a nivel físico y psicológico.  En este tipo de proyectos, se tenían en cuenta como afrontar ciertas situaciones conflictivas a la hora de gestionar grupos de perros, cuyas técnicas de trabajo y recomendaciones aportamos en dicha formación, pero este tipo de estructuras no estaban pensadas y diseñadas para gestionar y manejar grupos de perros con fuertes conductas de Miedo, estrés o agresividades, emulando la estructura y gestión que nosotros seguimos en TAKODA Adiestramiento Natural, en nuestra sede central ubicada en Valls (Tarragona).


Ya desde el 2008, la demanda de este tipo de formación era latente. Ya que la experiencia en centros a los que habíamos visitados años antes,  donde gestionaban muy bien grupos de perros, se encontraban con serias dificultades al tratar con casos conflictivos, especialmente perros nórdicos, que como bien decían, “hacen manada y se hacen dueños de los patios”.


Para poder realizar una formación que cubriera las expectativas que nos habíamos marcado, y siguiera la calidad de las formaciones que realizamos en nuestra escuela, iniciamos un trabajo de establecimientos de protocolos y procesos para gestionar grandes grupos de perros problemáticos, con el fin de establecer a su vez, protocolos de trabajo eficaces para perros de menor dificultad, y poder así trabajar de forma ordenada y segura en este tipo de estructuras y grupos sociales tan complejos.


Pese a que ya desde en aquel entonces, gestionábamos grupos de perros complicados, necesitábamos más tiempo de estudio, varios años para conocer el impacto de los protocolos, y a su vez, tiempo suficiente para añadir variaciones para la mejora. Sabíamos que era un proyecto que nos llevaría años, hasta conseguir la madurez de conocimientos y experiencias necesarios para establecer un buen programa.


En nuestros primeros enfoques, teníamos muy en cuenta las ayudas externas basadas en elementos naturales y homeopáticos. El resultado fue excelente, pero a su vez nos parecía limitante. El poder incorporar este tipo de procesos dentro del programa, de los protocolos, era importante, aunque consideramos que debería ser un añadido, un “extra” que podíamos usar solo cuando fuera necesario, o como ayudas de respaldo. El objetivo se centró en establecer protocolos de trabajo que nos permitieran gestionar grupos de perros conflictivos, sin ningún tipo de “ayuda”, sino simplemente el conocimiento profundo de su estructuración, y procesos de trabajo que ayudaran en sus “relaciones”, para que estos grupos de individuos con perfiles tan complejos pudieran convivir en armonía.


Una vez establecidos los protocolos, y encontrar una forma muy eficaz de la gestión de los grupos, iniciamos un programa de “variaciones”, con la finalidad de ver como afectaban las variaciones de rutinas y ciertos “fallos” en los protocolos en la estructura social.


Un ejemplo para testearlo era, introducir nuevos miembros a la manada,  saltándonos algunos pasos de los protocolos, cambios en las rutinas, etc. En este proceso, se realizaba teniendo muy en cuenta las variaciones que mostraban los perros en su conductas en relación al estrés y sus posibles “regresiones”, aplicando si fuera necesario, “ayudas extra”  para perseverar el bienestar de los perros, y de esta forma detectar qué señales o conductas son más relevantes a considerar como indicativos de una posible “regresión” en cada uno de los casos.


Llegados a este punto, buscamos elementos clave en cada uno de los protocolos, de tal forma que nos ayudara a simplificarlos, y encontrar la forma de simplificarlos y mantener igualmente su eficacia y funcionalidad.


Un aspecto que tuvimos en cuenta son, variaciones en los “guías” o personas con las que interactuaban los perros. Esta parte fue muy interesante, en entender como diferentes guías, aun siguiendo las mismas pautas, obtienen resultados diferentes es un punto que inicialmente no tuvimos en cuenta, y ha sido un tema esencial a considerar.


Este aspecto nos dejó claro que los protocolos, por mucho que se “ejecuten” de una forma concreta, al tratarse de perros “difíciles”, el metamensaje de las acciones de los guías influían de forma relevante en el grupo. Esto nos dejó claro que el “guía” para este tipo de estructuras sociales hay que tenerlo en cuenta casi como si fuera otro miembro del pack, con roles diferentes, pero que influye en el entorno.


En marzo del 2012 en las prácticas de nuestro curso a Distancia de Etología canina, en la cual los alumnos aprenden técnicas de observación, directa e indirecta de grupos caninos, pusimos en práctica varios ejercicios, para que ellos mismos vieran como variaban las interacciones sociales, según el “humano” existente en el grupo. Unos ejercicios muy interesantes para ellos, y para poner en práctica pruebas de nuestro programa con diferentes personas con formación dentro del mundo canino, y sus implicaciones.


Siguiendo la filosofía de TAKODA, también tuvimos en cuenta a los caballos. En nuestro centro, durante un tiempo, rehabilitamos a caballos, y tuvimos una manada de caballos con diferentes caracteres, razas y edades. Estas experiencias enriquecieron mucho nuestro trabajo con perros, al poder observar durante años las interacciones con otro ser tan cercano al humano. Resultó muy interesante la llegada de un caballo de 3 años, de raza quarto de milla, criado en las montañas en una manada de caballos en estado de semi-libertad, al que apenas había sido tocado por los humanos, y sus interacciones con otros caballos en sus inicios eran más bien “intensas”, y tuvimos que trabajar para que fuera más amable y respetuoso con el resto. Videos de interacción que tambien se proyectarán en el curso. 


Para aquel entonces, ya teníamos un programa bien establecido de gestión de grupos, aunque decidimos esperar un poco más.


La incorporación de varios nuevos miembros, así como la llegada de nuestro PLC Arkan de la manada de tuky a nuestra familia, nos hizo esperar el lanzamiento del curso, y adentrarnos en otros retos, en como nuevas incorporaciones y un cachorrito de esta raza (se trataba del más “guerrillero” de los hermanos). Fue un elemento esperado y a su vez importante el observar como la manada bien gestionada,  influía positivamente en la capacidad social de las nuevas incorporaciones, así como la facilidad de nuevos miembros a adaptarse a los protocolos.


Esta formación que presentamos a continuación corresponde a la esperadísima segunda parte, de nuestra formación “Gestión de albergues y centros caninos”, y parte de nuestro programa AMCLIDER.  Debido al grado de profundidad de los temas que trataremos en esta formación, será recomendación para los asistentes que deseen realizarlo, que tengan conocimientos previos de modificación de conducta, se recomienda conocer las BASES formativas contenidas dentro de nuestro Ciclo formativo en Modificación de Conducta AMClider, concretamente las formaciones de “Principales problemas de Conducta” , y el “ intensivo en Miedo, estrés y agresividad canina”, ya que los protocolos y formas de trabajo que daremos en esta formación, son de carácter avanzado, y sin la suficiente base de conocimientos y experiencia por pate del alumno, puede dar como resultado que no entienda la profundidad y la importancia de ciertos ejercicios y protocolos ofrecidos en esta formación.


De igual modo, es una formación recomendada para todos aquellos que deseen realizar nuestra formación de AMCLIDER (Experto en modificación de conducta),  no solo por ampliar conocimientos, sino porque esta formación presenta claves o precedentes de trabajo que ayudarán al alumno a entender mejor el bloque del Modulo 3, dedicado a “Perros rehabilitadores”.


El objetivo de esta formación, no es solo la capacidad de gestionar manadas o packs caninos, sino que el objetivo trasciende a algo mucho más profundo y necesario para los educadores, profesionales del mundo canino o aficionados que se interesan por la conducta canina. Conocer a los perros no solo como individuos y su relación con los humanos, sino conocerlos en su esencia, conocer la riqueza que se esconde dentro de sus interacciones sociales. Conocer y entender protocolos que serán de gran utilidad para todos aquellos propietarios que conviven con 2 o más perros conflictivos, así mismo, muchas de estas tecnicas y protocolos podrían usarse en otro tipo de animales que viven en grupos sociales, ayudando en su mejor bienestar. 


Esta formación aporta estrategias para afrontar problemas de convivencias que ocurren en cientos de hogares, residencias, clubs, centros caninos. Trabajar con múltiples perros a la vez tiene implicaciones que no nos vamos a encontrar al trabajar con un único perro, y que por tanto requiere una especial atención y estrategia enfocadas a esta necesidad.


Se trata de una formación teórica, donde se explican los conceptos y elementos clave para entender el propósito y finalidad de los protocolos que realizamos. Además consta de presentación de Videos ilustrando todo lo aprendido, y así mismo un parte práctica en la aplicación de los protocolos, evaluación de la estructura del Pack/manada así como ejecución de protocolos ante los conflictos.


Os presentamos a continuación el temario de esta esperada formación:


Enlace para conocer Temario, fechas e inscripciones al curso:


Versin imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artculo
Marcar este artculo en estos sitios
Guardar en Blinklist Guardar en del.icio.us Guardar en Digg Guardar en Fark Guardar en Furl Guardar en Newsvine Guardar en Reddit Guardar en Simpy Guardar en Spurl Guardar en Yahoo _NW_BOOKMARK_TO_BALATARIN _NW_BOOKMARK_TO_FACEBOOK _NW_BOOKMARK_TO_TWITTER _NW_BOOKMARK_TO_SCRIPSTYLE _NW_BOOKMARK_TO_STUMBLE _NW_BOOKMARK_TO_TECHNORATI _NW_BOOKMARK_TO_MIXX _NW_BOOKMARK_TO_MYSPACE _NW_BOOKMARK_TO_DESIGNFLOAT _NW_BOOKMARK_TO_GOOGLEPLUS _NW_BOOKMARK_TO_GOOGLEREADER _NW_BOOKMARK_TO_GOOGLEBOOKMARKS
Menu